No te detengas en la tristeza más de lo necesario

No te detengas en la tristeza más tiempo del necesario.

Eso es, para:

Preguntarte qué perdiste o qué temes perder,

Y preguntarte con qué valor tuyo importante se relaciona:

¿Amor?

¿Libertad?

¿Felicidad?

¿Paz?

¿Seguridad?

Una vez que lo sepas, alcanza poner un citrino en tu mano izquierda, o en el corazón, y dejarlo ahí unos 15 minutos.

Dale tu confianza y unos minutos a cambio de que te renueve el alma.

Abrazo,
Patricia

 

 

Esta entrada fue publicada en Coaching, Emociones, Meditación, Tristeza y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s