Prioridad: ser conscientes

Deseo que hoy sea un día amable con todos nosotros.
Sé que eso depende más de nosotros que del día.

Tengo los pies demasiado en la Tierra para creer en fórmulas mágicas. A pesar de ello, admito que hay fórmulas que entendemos a medias, y por eso parecen mágicas, que funcionan muy bien.

Tengo, también, un empecinamiento inquebrantable en encontrar el fin del sufrimiento mío y, en ese camino, facilitar el de los demás hasta donde vaya siendo capaz de hacerlo.

Según qué parámetros tome, este momento de mi vida es un completo desastre o es un éxito total. Lo que me demuestra que no existe una realidad sino únicamente mi interpretación de esa realidad.

Los budistas ponen empeño en «ver las cosas como son».
Para eso recuerdan todo el tiempo que «no vemos las cosas como son», a no ser cuando estamos conscientes.

Es indiscutible que del estado de inconsciencia al estado de conciencia se llega practicando la meditación.

Si uno practica y practica, esa conciencia permea a la vida cotidiana.

Pero no es acumulable. Si uno practicó y practicó durante años y deja de practicar, en poco tiempo va recayendo inconsciente, distrayéndose con todos los estímulos (externos e internos).

Entonces, para que durante estas horas que se nos dan hasta que nos vayamos a dormir nuevamente tengamos el mayor nivel de conciencia posible, hagamos la práctica lo más temprano posible en el día. Y si encontramos el espacio para repetirlo, hagamos la práctica otra vez de tarde, y de noche.

Es la mejor utilización del tiempo que existe.

Y, lo digo por conocimiento de causa, si te parece que no tenés tiempo, fijate: este tiempo usado para leer textos en internet sería mucho más productivo para tu conciencia si estuvieras atendiendo a tu respiración, calmando la mente, indagando tus emociones y observando con toda tu atención mental pero también espiritual esos asuntos de la vida que necesitan tu atención en este momento.

Hoy tengo que hacer mucha cosa pero mis prácticas de meditación no son negociables. Puede quedar sin hacer cualquier otro asunto menos ese. Es un tema de prioridades, nada más.

Abrazos,
Patricia

PS: Quienes quieran unirse a un grupo de Práctica de Meditación, ideal para quienes ya meditan, un poco o bastante, escríbanme, que estamos concretando los comienzos.

Esta entrada fue publicada en Meditación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s