Reiki

El reiki apareció en mi vida por aparente casualidad. Estaba andando en bicicleta con una amiga, me caí y me lastimé la rodilla. Me ofreció reiki y acepté. Era mi primer contacto con la energía reiki. Me sanó en aproximadamente diez minutos. Cuando terminó, le rogué que me enseñase cómo hacer eso. Resultó que ella era instructora de reiki, así que se me cumplió el deseo.

Era verano, 2013. Para el mes de abril me había iniciado en los niveles uno y dos del método Usui – Hayashi. Desde ese momento el reiki entró a mi vida y esta energía amorosa tiene un lugar cada vez más importante en mis días.

En octubre 2013 me inicié en los niveles primero y segundo de Karuna Ki: El camino de la compasión. Karuna Ki me trajo un nuevo grado de compasión a mi vida y ahora sé que fue decisivo para mi desarrollo posterior hacia el camino del perdón. En julio 2014 fui iniciada en el nivel avanzado del método Usui – Hayashi. Mi instructora de reiki para estas iniciaciones fue Virginia Cepellini, a quien le debo una visión completamente nueva de vida y también contar con el reiki de esta manera.

En febrero 2015 me surgió la necesidad de colaborar con la sanación de otros, cosa que todavía no había hecho. Ahí sentí la necesidad de iniciarme nuevamente y los instructores Gabriela Giordano Romero y Fernando Ferreira me iniciaron otra vez en el primer nivel de reiki, método Usui – Hayashi. Esta experiencia me dio la fuerza que necesitaba para ofrecer sanación a otros y les debo el aumento de confianza que finalmente me hizo ofrecer lo que sabía que era tiempo de ofrecer. Desde ese momento, me hice lugar en mi agenda para que cada Ser de Luz que me contactaba para pedirme reiki, lo recibiera.

En setiembre 2016 Gabriela y Fernando me iniciaron en el nivel dos y en noviembre-diciembre de 2016 en el nivel tres. Fue así que el día de mi cumpleaños número 47 recibí la habilitación divina y terrenal como “Maestra – Instructora de Reiki” (*).

Como suelo decir, la mejor presentación del reiki es una sesión. Sepan que estoy disponible para que hagan su experiencia con esta energía amorosa y sanadora tan maravillosa.

 

(*) Una aclaración terminológica: El concepto de “Maestro” no viene desde Mikao Usui. Él no manejaba este término. Fue a partir de Hawayo Takata que se comenzó a usar esta palabra, que da lugar a algunas confusiones. En las prácticas espirituales un maestro es alguien que ha tenido una revelación. Se puede decir, entonces, que un maestro es alguien iluminado. Esto no es nada común y solo le sucede a algunos pocos seres humanos. Para obtener el tercer nivel de reiki se necesita únicamente que otro instructor nos inicie pero no se necesita haber tenido ninguna revelación o iluminación. Ser instructor de reiki no implica ser maestro espiritual o maestro iluminado. Por eso es preferible hablar de “Instructor de Reiki”. [Tomé esta explicación del libro “El espíritu de Reiki de Walter Lübeck, Frank Arjava Peter and William Lee Rand].

01 de mayo de 2015. Editado enero de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s