Presente, pasado y futuro con Reiki

Image by WikiImages from Pixabay

Que podemos trascender el tiempo es algo que los humanos sabemos… o al menos intuimos.

En mi caso, mi primera ventana de confirmación a este asunto fueron los sueños premonitorios. Si se puede soñar algo con lujo de detalles y que suceda idénticamente al día siguiente, el concepto “tiempo” pasa a tener ángulos, aristas, espirales y dimensiones nuevos.

Pero hoy no quiero hablar de sueños sino de acción en vigilia. Quiero traer a nuestro intercambio el uso del Reiki para trascender el tiempo y recordar las múltiples y enormes posibilidades que eso nos ofrece.

El Reiki no conoce de distancias físicas ni temporales y eso nos permite enviarle Reiki a “distancia” tanto a algo o alguien que esté ubicado a miles de kilómetros como a algo o alguien que esté en un momento distante.

Propongo ahora detenernos en las posibilidades relacionadas con el desplazamiento temporal y notar/recordar que podemos:

  • Enviarle Reiki a un momento de crisis de nuestro pasado, por ej. a alguna situación traumática en nuestra niñez (o de hoy más temprano).
  • Enviarle Reiki a una situación futura, por ej. al día de mañana o a esa conversación que tendremos en dos semanas.
  • Enviarnos Reiki a nosotros mismos, aquí y ahora.

Ya sea que creamos que existe la causalidad en todo y que lo que sea que ofrezcamos al mundo influirá en nuestras experiencias futuras o que deseemos transitar esta vida dejando huellas que iluminen, el Reiki es la mejor compañía posible.

¿Hay alguna enfermedad que te está generando dolor o molestias? Puedes enviarle Reiki al origen, al momento inicial, a lo que sea que estuviera sucediendo en tu vida cuando comenzó. (Así terminé hace 15 meses con el vértigo con el que había convivido 3 años,).

¿Tienes una tendencia emocional que quisieras modificar? Puedes por ej., enviarle Reiki a las primeras veces que te recuerdas sintiendo esas emociones.

¿Hubo alguna relación que terminó en conflicto? Pásale Reiki.

¿Tuviste una niñez difícil? Pásale Reiki.

¿Hay algún momento específico en tu pasado que recuerdas como traumático? Pásale Reiki.

Si hoy fuera tu último día en esta experiencia tridimensional, ¿qué aspectos de tu vida te gustaría dejar embebidos en energía amorosa universal?

Quizás quieras tomar papel y lápiz y hacer una lista. 😀

 

¿Y si tuvieras la posibilidad de que todo lo que vivas a partir de hoy estuviera previamente iluminado por la energía Reiki? ¿Harías tu parte en ese sentido?

Pues es así.

Hoy puedes enviarle Reiki a cualquier momento futuro, tanto si conoces sus detalles como si no.

Puedes, por ejemplo, enviarle Reiki a la tarde de hoy, a tu día de mañana, a la semana que viene, a tu festejo navideño en familia, a tu próxima entrevista de trabajo, a tu cuerpo en el año 2025, a tu próxima relación de pareja, al negocio que estás pensando hacer dentro de un tiempo, a la relación con los nietos que esperas tener dentro de tres décadas, etc.

Todo lo que vayas a vivir se verá beneficiado por una dosis de Reiki.

En mi caso, hace unos días que comencé a mandarle Reiki al momento de mi muerte y lo siento trascendentalmente bien, como algo enormemente importante y siento que me ha transformado. En este ejercicio he notado al menos dos efectos importantes: uno, que al pasarle Reiki al momento de despedirme de esta experiencia, muchas cosas han tomado otro lugar en mis prioridades cotidianas; y dos, que ese momento que todavía me generaba un poco de temor, se ha vuelto mucho más natural en mi corazón.

Por último, y también primero, ¿qué hay del presente? Si sientes que se beneficiaría recibiendo Reiki, ¿qué esperas para enviárselo?

Reiki-Patricia-Schiavone

Con amor,

Patricia

Esta entrada fue escrita el día 15 de setiembre de 2019.