Nueva iniciación de Reiki

Reiki_N1_Patricia_Schiavone_Montevideo.jpg

¡Nueva oportunidad para iniciarte en Reiki!

Un camino que es una bendición por donde lo mires.

Para tu desarrollo personal

Para tu crecimiento espiritual

Para tu sanación emocional

Para tu sanación física

Para conectar de un modo nuevo con la divinidad

Para desarrollar tu sentido de unidad

Para desarrollar tu compasión

Para desarrollar tu sabiduría

Para amarte más

Para amar más al mundo

Para ver el paisaje completo

Para conectar con el aquí y ahora sin vueltas

Para encontrar el vacío fértil

Para encontrar quien eres verdaderamente

Para ser, sentir y hacer desde otro espacio de integración con el mundo

Fecha y horas: 1 y 2 de diciembre (sábado y domingo) de 14:00 a 21:00 h

 

Abrazos,

Patricia

Contacto: sersentiryhacer@gmail.com, 099-708674.

 

Publicado en Compasión, Reiki, Trabajo personal | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Sugerencia #4 para tu práctica meditativa

Sugerencia 4 - no expectativas y espéralo todo

 

Las expectativas juegan en contra de lo que buscamos con la práctica de meditación: calmar la distracción, concentrar la mente y/o desarrollar cualidades tales como la compasión y el amor.

Al mismo tiempo, en cada uno de nosotros ya existe el Buda que queremos llegar a ser. Se trata de ir quitando todo lo que sobra y nos distrae. Una cosa es practicar sin saber si se tendrá éxito y otra muy diferente es practicar sabiendo, con total certeza, que eso que buscamos ya existe adentro nuestro.

Aparenta ser una paradoja pero no lo es.

Publicado en Meditación, Trabajo personal | Etiquetado , | Deja un comentario

Sugerencia #3 para tu práctica meditativa

Sug 3

 

Es una manera sencilla de relajar los músculos de la cara y disminuir la cantidad de saliva. Puede servirte para cualquier momento del día en el que te sientas tenso, no solo para la meditación.

Publicado en Meditación, Trabajo personal | Etiquetado , | Deja un comentario

La compasión y la aceptación total

logo pequeño

El primer día que me detuve frente al concepto “compasión” fue de la mano de mi Maestra de Reiki, Virginia Cepellini. Hasta ese día, a la palabra “compasión” la había asociado –erróneamente– con los sentimientos de pena y de perdón. En aquella caminata ramblera descubrí (intelectualmente) que la compasión era algo completamente diferente y no estaba del todo segura de cuánto la había experimentado y cuánto no.

Fue a través del autotratamiento de Reiki y de los tratamientos a los demás que la compasión empezó a tomar un lugar clarísimo en mi existencia. No fue algo buscado conscientemente, simplemente fue sucediendo, porque pertenecía a los ingredientes de esta senda que elegí transitar.

Sentir compasión por otra persona implica como primer paso sentir lo que está viviendo con la misma intensidad como si lo estuviéramos viviendo nosotros. Y luego desearle el bien, con la misma intensidad que lo deseamos para nosotros mismos o para nuestros seres más cercanos. Todo sin una pizca de sentimiento de superioridad.

Esto requiere un gesto de apertura. ¿Cómo sentir lo que siente el otro si no nos abrimos a recibir ese sentimiento? Y desde ese abrirnos al sentimiento ajeno, pasan muchas cosas.

Esta apertura trae una mayor capacidad para integrar a los seres que nos rodean. Ya no estamos aislados; ya no somos tan diferentes; ya no logramos hacernos los distraídos. Inclusive sentimos mucho más cercanos a quienes nos despiertan enojos o incomodidades… reconocemos en ellos a nuestros grandes maestros emocionales.

¡Y cómo duele el dolor ajeno cuando el ajeno es una parte de nosotros mismos y ese dolor se siente plantado en nuestro centro del corazón! Por momentos duele inclusive más que el dolor personal. El jovencito durmiendo en un banco de plaza, la señora pidiendo monedas con un bebé en brazos, el niño revolviendo la basura buscando alimento, las abejas siendo exterminadas por una búsqueda de poder, los jóvenes siendo domesticados, los diferentes sufriendo la incomprensión de la mayoría, los pueblos emigrando a otros pueblos que emigraron antes pero los rechazan por miedo… generan una combinación de emociones tan fuertes que a veces cuesta respirar.

Cuanto más se expande nuestra capacidad para percibir al otro, más sentimos todo lo inherente a la experiencia humana en su globalidad, y entonces en cada trazo de belleza está incluida la fealdad, en cada trazo de felicidad está incluida la infelicidad, en cada sensato está el agresivo, en cada acto generoso aparece el egoísmo, y viceversa. En cada desgracia está la fortaleza; en cada abandono está la oportunidad; cada quiebre contiene lo completo; cada muerte implica un nacimiento; toda despedida un rencuentro.

Y sucede que un día nos damos cuenta de que cada ser humano existente en este mundo, que vive hoy, vivió ayer o vivirá mañana personifican diferentes aspectos de nosotros mismos. El altanero es nuestra altanería; el egoísta es nuestro egoísmo; el amoroso está manifestando nuestro propio amor.

Si bien el cocktail emocional se intensifica y amplifica, y por momentos puede resultar casi insoportable, la propia compasión nos muestra el camino para sobrellevarlo. La compasión es hacia afuera como es hacia adentro, y en el gesto compasivo hacia uno mismo vienen las respuestas. Para que la compasión no se transforme en un sufrimiento tan fuerte que sea insoportable existe la aceptación, la aceptación completa de todo lo que es, tal cual es.

El lugar de aceptación es un lugar que está adentro nuestro de la misma manera que el lugar de la confrontación, de la evitación, de la aversión, del apego. Es un lugar más, que podemos elegir, y que contiene alivio, comodidad, amplitud, y la posibilidad de la expansión, de la plenitud. Es desde la aceptación plena que podemos todo. Aceptar no significa darse por vencido. Aceptar implica comprender, recibir, integrar y saberse parte.

Abrazos,

Patricia

Hoy es sábado 17 de noviembre de 2018.

 

 

 

 

Publicado en Coaching, Compasión, Meditación, Reiki, Trabajo personal | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Sugerencia #2 para tu práctica meditativa

Sug 2

Suele pasar que entre los pensamientos que notamos al meditar haya alguno que queramos recordar después de la práctica. Pero si no lo soltamos, chau meditación. Dejar al lado papel y lápiz nos permite, llegado el caso, anotarlo y regresar a la práctica.

Por unos días iré compartiendo “tips” o sugerencias que pueden contribuir con tu práctica.

Cariños,

Patricia

 

Próximas actividades:

Iniciación de Reiki, Nivel 1: fin de semana del 1º y 2º de diciembre. De 14:00 a 21:00 horas.

Taller de Ho’oponopono: Sábado 24 de noviembre (de 15:00 a 18:30 horas).

Consultas: sersentiryhacer@gmail.com, Facebook: @sersentiryhacer, Instagram: @sersentiryhacer, Cel: Cel. 099-708674

 

Publicado en Meditación, Trabajo personal | Etiquetado , | Deja un comentario

Sugerencia #1 para tu práctica meditativa

¡Hola!

Durante unos días iré compartiendo sugerencias para que puedas beneficiarte más de tu práctica meditativa.

Tip_1_para_tu_práctica_patricia_schiavone.jpg

 

Son sugerencias y por lo tanto ninguna imprescindible.

¡Espero que contribuyan!

Patricia

Publicado en Meditación, Trabajo personal | Etiquetado , | Deja un comentario

El regalo ideal para hacer(te)

Gente querida:

Se viene acercando fin de año y esta fecha suele traer muchas ocasiones en las que queremos hacer regalos especiales a otros, o darnos un gustito a nosotros mismos.

Una opción excelente es la AGENDA FELIZ.

Si es la primera vez que lees sobre la agenda que creé hace unos años, te recomiendo que veas el video que aparece a la derecha de esta página, y visites ESTA ENTRADA (haciendo click) o el propio sitio de la Agenda Feliz donde encontrarás toda la información.

agenda-feliz-patricia-schiavone-jpg

20171013_124702

Para encargar una, escríbeme un e-mail o por whatsapp (099-708674).

¡Feliz vida!

Patricia

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario